top of page

Rosario a la Reina y Madre de los Últimos Tiempos

(Dictado por San Miguel Arcángel a Luz de María, 17.10.2022)

OFRECIMIENTO

Madre, que miras este momento de angustia para Tus hijos y custodias al Pueblo de Tu Hijo; Madre y Maestra llévanos de Tu Mano para no titubear y caminar por el sendero correcto con la Fe necesaria para no declinar.

 

ORACIÓN 
El Credo.

En las cuentas finales:

Un Padre Nuestro, 3 Ave Marías y la Salve

 

OREMOS

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,    
te ruego me auxilies para decir siempre ¡Sí! a Dios. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,
líbranos de las garras del mal. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,
la oscuridad no me confunda, mis pasos sigan la luz de Tu Hijo. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,
de Tu Mano seamos fieles a Dios. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,   
intercede por nosotros ante la persecución. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,  
como Tú, seamos firmes en la Fe.  

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,  
sea la Cruz Mi Refugio como lo fue para Ti. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,
como Tú, nuestro refugio esté en Tu Hijo. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,
de la guerra, peste, terremotos, persecuciones, líbranos Señora. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,
intercede por nosotros para que reconozcamos al maligno impostor. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,
seas Tú nuestra fuerza ante las pruebas. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos, 
sé nuestro refugio en tiempos de pruebas. 

Reina y Madre de los Últimos Tiempos, 
de las garras del mal arrebátame.

 

SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL,
LÍBRANOS DE TODO MAL.

SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL,
LÍBRANOS DE TODO MAL.

SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL,
LÍBRANOS DE TODO MAL.

 

Pídele a Tu Divino Hijo que nos bendiga en unión a Ti. 
En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. 

Amén.

Primer Misterio

San Gabriel Arcángel le dice a la joven Virgen en Nazaret serás la Madre del Salvador y Ella respondió humildemente «hágase».

En la cuenta grande:

Un Ave María

En las cuentas pequeñas:

Cinco Padre Nuestros

Jaculatoria:

Reina y Madre de los Últimos Tiempos,
lléname de humildad para ser esclavo del Señor.

bottom of page